Resultado de la competición

Mozart y Salieri como competidores

“El empresario teatral”

Palacio de Kirchstetten, Austria Baja 2010 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy
1786
Viena
“El empresario teatral”

“El empresario teatral”

Palacio de Kirchstetten, Austria Baja 2010 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy

Es cierto que Wolfgang Amadeus Mozart era muy conocido en Viena, pero el puesto de trabajo fijo tan deseado por él como compositor de la corte del emperador Joseph II lo ocupaba Antonio Salieri que era unos años mayor que él. La relación de competencia natural que existía entre los dos artistas era muy comentada por la sociedad vienesa de aquel tiempo, y así, una idea original del emperador austriaco Joseph II obtuvo una gran atención del público. Invitó a los dos compositores a una competición pública de ópera. Cada uno debía componer una ópera de un acto para que después fueran representadas una detrás de la otra. El motivo fue la visita de la hermana del emperador, la archiduquesa Marie Christine y de su esposo, el duque Albrecht von Sachsen-Teschen de Bruselas. La competición debía de llevarse a cabo dentro del marco de unas “fiestas de primavera en un día de invierno” el día 7 de febrero de 1786 en el invernáculo de naranjos “Orangerie” del castillo de Schönbrunn, y a la que asistirían cientos de invitados.

Mozart representó la opereta alemana “El empresario teatral” y Salieri la ópera bufa italiana “Primero la música y luego las palabras”. Las dos óperas son comedias de un acto y tratan de intrigas de ópera. Para los invitados, fue una tarde grandiosa con un clima tropical en el jardín del invernáculo del castillo de Schönbrunn; comieron manjares opulentos y se divirtieron mucho.

Análisis del mundo del teatro

El argumento de la opereta “El empresario teatral” conduce al público hacia el mundo del teatro. El empresario teatral Frank busca nuevos actores, pero, como cada persona con una responsabilidad en el mundo teatral, tiene que luchar con el “amado dinero”. Entonces aparece en escena el banquero Eiler y ofrece su ayuda. Pero impone una condición: la de que su amante, Madame Pfeil, sea contratada. En la siguiente presentación los artistas muestran sus diferentes caracteres y lo que son capaces de hacer y. En parte son tan caprichosos que provoca que Frank se desespere y casi renuncie a su cargo. Pero los actores entran en razón y acuerdan que sería el público el que debía decidir quién podría ser contratado y quién no.

Es interesante el hecho de que una de las cantantes que actuó en el estreno de esta obra en el invernáculo de naranjos del castillo de Schönbrunn fue Aloysa Lange, cuñada y antigua amante de Mozart, que era la hermana de su esposa Constanze.
Esta ópera de Mozart tiene solamente un acto y por lo tanto es muy corta y estaba adecuada para la ocasión. El contenido de esta obra no era de muy alto nivel, solamente merece ser comentada hoy en día la belleza de la música que Mozart empleó.

Mozart pierde y Salieri es aplaudido y elogiado

La competición comienza. La ópera “El empresario teatral” fue la primera en ponerse en escena. Después del aplauso, la obra de Salieri fue puesta en escena. Esta era una ópera bufa cuyo argumento también se basaba en intrigas. Era mucho más cómica y estaba llena de alusiones humillantes dirigidas a Da Ponte, el libretista preferido de Mozart. Fue muy celebrada y aplaudida convirtiéndose en el punto culminante de la fiesta. De la opereta alemana de Mozart no se habló nada más, daba la impresión de que el papel que Mozart había tenido era solamente el de haber servido para que el público se inclinara a favor de la representación de Salieri.

Por ello, la relación entre Wolfgang Amadeus Mozart y Salieri no habrá mejorado. Pero la seguridad en sí mismo de Mozart no sufrió ningún daño. Él dejó caer las observaciones de que, como compositor, Salieri no le llegaba ni a la altura de la suela del zapato. Seguro que también Salieri fue informado de estos comentarios…pero a Mozart no le importaba. A él le esperaba desde hacía tiempo el próximo gran reto: “Las bodas de Fígaro”