Manifiesto de amor

Obra maestra con una madurez y profundidad total

“El rapto en el serrallo”

Ópera Popular de Viena "Volksoper" 2010 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy
1782
Viena
“El rapto en el serrallo”

“El rapto en el serrallo”

Òpera Popular de Viena "Volksoper" 2010 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy

Wolfgang Amadeus Mozart tenía 25 años y quería por fin tomar el rumbo de su propia vida. Se fue a Viena. Incluso cuando su padre siempre intentaba influenciarle desde Salzburgo: Wolfgang ya no dejaba que nadie se inmiscuyera en su vida. Además estaba enamorado. La familia Weber, que conocía desde años atrás, le alquiló una habitación. Allí componía, muy bien cuidado y con una relación amistosa con la familia, nadie le molestaba. Además: pretendía casarse con Constanze, la hija de la familia, un deseo que al principio le mantuvo en secreto a su padre Leopold.

En este tiempo Mozart recibe el encargo del emperador Joseph II de componer una ópera “El rapto en el serrallo”.
Muchos críticos ven paralelismos en el contenido de esta obra con su situación privada. Al fin y al cabo, Mozart era un artista sin recursos y por ello su futura suegra Cäcilia Weber no quiso concederle la mano de su hija Constanze. En efecto, las dificultades por las que atravesaba el amor de Mozart hacia Constanze fueron tratadas en esta ópera. Pero naturalmente estas son solo suposiciones…

La ópera de Mozart con una profundidad emocional total

Es un hecho que “El rapto en el serrallo”, aunque encuadrada como una ópera turca divertida y entretenida, es una obra con una profundidad emocional total. Los personajes son muy polifacéticos y desarrollan una complejidad insospechada. Así Mozart le escribe a su padre refiriéndose a un aria del Osmín: “En este aria he dejado que se vislumbren sus tonos más profundos”.

Esta ópera de Mozart se diferencia de muchas otras obras de su tiempo. El argumento está escrito siguiendo como modelo al del libreto de la opereta “Belmonte y Constanza, o “El rapto en el serrallo” del compositor de comedias alemán Christoph Friedrich Bretzner, Mozart corrigió y adaptó esta obra a sus ideas con el libretista Johann Gottlieb Stephanie.

Amantes a la fuga

Los protagonistas son una joven española llamada Constanza, su criada Blonde y su novio, el sirviente Pedrillo. Los tres fueron capturados durante un abordaje pirata y fueron separados y vendidos en un mercado de esclavos. Así llegan al palacio del Pachá Selim en la costa turca. Belmonte, un noble español que está prometido con Constanza, inicia su búsqueda y consigue acceso al palacio. Allí se encuentra con Pedrillo y planean la liberación de Constanza y de Blonde. Pero no será tan fácil. El Pachá intenta ganarse el amor de Constanza, y a su vez el guardia de los esclavos Osmín intenta ganarse el amor de Blonde. Pero ninguna de las dos mujeres quiere saber nada de ellos y están esperanzadas en su liberación.

Finalmente, Pedrillo consigue dejar fuera de combate a Osmín emborrachándole con vino, Belmonte consigue ver por fin a Constanza y comienza la huida. Esta parece salir bien, pero en el último momento es frustrada por el Pachá Selim y Osmín. El Pachá Selim quiere condenar a muerte a todos los que intentaron escapar, pero entonces les concede clemencia: él considera este hecho como mucho más gratificante que quitarle la vida a otras personas.

La música turca muy de moda por aquella época

La composición de Mozart contiene multitud de resonancias de la “música turca”, que se intentó imaginar así en el siglo XVIII. Así Mozart amplió la orquesta clásica de Viena para poder incluir instrumentos inusuales que hasta la fecha no se conocían procedentes del instrumentario musical de la música jenízara, como por ejemplo: platillos, tambores turcos muy grandes, flautines y el triángulo. A Mozart todo esto le divertía muchísimo, su ópera recibió con esta “música turca” un cierto sabor especial.

Wolfgang Amadeus Mozart alcanzó con la opereta de tres actos “El rapto en el serrallo” la primera de sus numerosas obras maestras dentro del mundo de la ópera. Esta obra fue estrenada el 16 de Julio de 1782 en Viena y obtuvo un gran éxito.