Lanzamiento de una indirecta: “La clemencia de Tito”

Ópera de Mozart compuesta para la coronación en Praga de Leopold II como rey de Bohemia


“La clemencia de Tito”

Òpera nacional "Wiener Staatsoper", Viena 2012 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy
1791
Praga
“La clemencia de Tito”

“La clemencia de Tito”

Ópera nacional "Wiener Staatsoper", Viena 2012 Fotografía: Museo del teatro austriaco, Viena / Barbara Palffy

Wolfgang Amadeus Mozart recibe el encargo de una ópera para la coronación en Praga en 1791 de Leopold II como rey de Bohemia, por cierto, después de que Salieri lo hubiera rechazado. Los trabajos de composición de “La flauta mágica” y del “Réquiem” de Mozart tuvieron que ser interrumpidos; Mozart compone “La clemencia de Tito”.

“La clemencia de Tito”; poder, intrigas, finalmente perdonadas

La historia se desarrolla en la antigua Roma. Vitellia odia al emperador romano Tito porque no la ha elegido como esposa. Tito quiere casarse con la hermana de su amigo Sesto, Servilia. Pero Sesto pretende a Vitellia, la que le jura su amor a cambio de la muerte de Tito. Entonces Servilia rechaza a Tito y en consecuencia se esfuerza en conquistar a Vitellia. Pero el atentado ya ha sido encargado y al final fracasa. Vitellia confiesa haber sido la iniciadora, Sesto es condenado a muerte. En un profundo conflicto entre amistad y razones estatales, Tito es consciente de esta problemática, en la que todos los gobernantes se encuentran alguna vez. Él se decide por otorgar clemencia e indulta a Sesto y a Vitellia.

Al tema ya se le ha dado música en muchas ocasiones, pero si no lo hubiera hecho Mozart, no se hubiera hecho del tema algo completamente nuevo. Al presentar al emperador romano como un amigo de las personas, Mozart le concede a Leopold II virtudes parecidas.

Mozart también escribió esta ópera bajo una gran presión por la falta de tiempo y encontrándose con un estado de ánimo deprimido. Además, tiene miedo de morir, un sentimiento que es alimentado por el misterioso encargo del réquiem. Con “La clemencia de Tito”, Mozart no compuso un gran drama de ópera como “Don Giovanni” o “Las bodas de Fígaro”, pero la obra contiene arias de carácter maravilloso. Esta fue la última ópera de Mozart; ya no le quedaba mucho tiempo de vida.