En busca de reconocimiento

Punto culminante de Mozart en Praga

Perspectiva histórica de Praga

Grabado sobre acero de la institución artística de C. F. Merkel en Leipzig que sigue el estilo de Wilhelm Kandler (1816–1896) a mediados del siglo XIX Fuente: Wikimedia
1786-1787
Praga
Portada del libreto de la ópera de Mozart “Las bodas de Fígaro” impreso para anunciar su representación en Praga

Portada del libreto de la ópera de Mozart “Las bodas de Fígaro” impreso para anunciar su representación en Praga

1786 Fuente: Wikimedia

En 1786 en Viena se estrenó la ópera de Mozart “Las bodas de Fígaro”. Los músicos y cantantes estaban todavía desbordados ya que no habían dispuesto del tiempo suficiente para poder ensayar la obra. Por lo tanto los aplausos fueron más bien pocos. “El Fígaro” fue retirado pronto del plan musical, otras obras de Mozart tampoco habían tenido éxito y no se vendían bien.
Sus obras eran muy difíciles, muy diferentes y alejadas de las variedades. El poco aprecio y reconocimiento que el público vienés le brindó provocaron que Mozart aceptara una invitación para ir a Praga. Allí dirigió “Las bodas de Fígaro” en la ópera. El éxito fue rimbombante: “….porque aquí no se habla de otra cosa que de Fígaro, no se toca, canta o silba otra cosa que Fígaro, ninguna ópera ha sido más vista que la de Fígaro. ¡Y Fígaro para siempre! “Con certeza un gran honor para mí”. En Praga Mozart recibió un nuevo encargo de ópera; junto con el autor de sus textos Lorenzo da Ponte debía componer “Don Giovanni”.

Muerte y seducción

El padre de Mozart murió el 28 de mayo en Salzburgo sin que antes se hubieran vuelto a encontrar otra vez. Sumido en un duelo por la muerte de su padre y con una necesidad constante de dinero, Wolfgang Amadeus Mozart inició la composición de su obra para ópera “Don Giovanni”. También la obra “Pequeña serenata nocturna ”fue compuesta en esa época. En la figura de Don Giovanni, un seductor que va al infierno, Mozart transformó sus sentimientos de duelo. Los sentimientos encontrados, dificultades con Lorenzo da Ponte y con otros músicos y cantantes marcaron el periodo de tiempo en el que la ópera de “Don Giovanni” fue compuesta. A pesar de todo, el estreno en Praga fue un éxito sensacional para Mozart.

 Regresa a Viena. Constanze espera a su cuarto hijo y el 7 de diciembre se cumple un antiguo deseo: Mozart fue nombrado compositor de la corte con un sueldo anual de 800 florines. Un sueldo bueno en comparación con otros músicos, pero demasiado bajo para el estilo de vida de Mozart.