Mozart y Ludwig van Beethoven

Búsqueda de huellas en las vidas de dos artistas excepcionales

Bustos de Mozart y Beethoven en la ópera de París (Palais Garnier)

1861/74 Fuente: Wikimedia
1787
Praga
Ludwig van Beethoven con 13 años

Ludwig van Beethoven con 13 años

Pintura al óleo de un maestro de Bonn realizada alrededor del año 1783 Fuente: Wikimedia

Ludwig van Beethoven nació en 1770, por lo que era 14 años más joven que Wolfgang Amadeus Mozart. A los tiempos de “niño prodigio” corresponde el suceso de que la joven esposa de un servidor de cámara de Coblenza, la Señora Van Beethoven, asistió a un concierto de los pequeños Wolfgang y Nannerl. Ella se quedó tan impresionada que soñó con ver a su hijo, el que tuviera algún día, crecer también como un niño prodigio. Su sueño se haría realidad. Su hijo Ludwig van Beethoven fue uno de los compositores más grandes de su tiempo.

Años más tarde, Mozart, tras regresar de Praga, atravesó unos meses muy difíciles en los que el dinero volvió a escasear. En el mismo año (1787) Ludwig van Beethoven llegó a Viena. Tenía 16 años y quería dar clases con Mozart o con Haydn. Nadie sabe lo que hubiera pasado si la madre de Beethoven no hubiera enfermado repentinamente y él no hubiera tenido que volver a Bonn después de tan solo dos semanas de estancia en Viena. Mozart, que en esos momentos se encontraba sumido en la composición de “Don Giovanni” y que estaba muy preocupado por su padre que se encontraba enfermo de muerte, ni recibió a Beethoven, ni le dio clases. Y cuando Beethoven volvió a Viena años más tarde, Mozart ya había muerto.

Mozart, Beethoven, y la sinfonía como estilo musical

Como méritos de Mozart y de Beethoven cuenta el desarrollo y perfeccionamiento de la sinfonía como una forma artística propia y casi dramática con un alto nivel cualitativo.La sinfonía, que inicialmente estaba pensada para servir como introducción en un concierto o en una ópera, fue elevada por Mozart, Beethoven y Joseph Haydn a lo que hoy en día entendemos como sinfonía.