Mozart se establece en Viena

Los primeros años en Viena; Mozart se convirtió en un famoso pianista de conciertos

Cartel que anuncia el estreno de la ópera “Las bodas de Fígaro” el 1 de mayo de 1786 en el “Burgtheater” (Teatro imperial de la corte) de Viena situado en “Michaelerplatz”

1786 Fuente: Wikimedia
1783-1784
Viena
Mozart vivió desde el año 1784 hasta el año 1787 cerca de la catedral de San Esteban, donde se encuentra la única vivienda de Mozart conservada de Viena; aquí compuso la ópera “Las bodas de Fígaro”

Mozart vivió desde el año 1784 hasta el año 1787 cerca de la catedral de San Esteban, donde se encuentra la única vivienda de Mozart conservada de Viena; aquí compuso la ópera “Las bodas de Fígaro”

Fuente: Wikimedia

Los recién casados Wolfgang y Constanze eran felices. En su casa siempre hubo actividad. Organizaron bailes en su casa, los estudiantes iban y venían, se jugaba al billar o a las cartas, tenían dos perros y también pájaros cantores. Mozart trabajaba constantemente en sus composiciones: sinfonías, canciones, sonatas, conciertos de piano, arias, quintetos, cuartetos, tríos y conciertos de trompa. Disponían de muchísimo dinero, así que pudieron alquilarse una vivienda por 460 Florines anuales (una suma de dinero mayor que la que ganaba su padre en un año) detrás de la catedral de Viena, en la calle “Schulerstrasse” número 8. La dirección “Schulerstrasse” número 8 corresponde a la de “Mozarthaus” o Casa de Mozart en Viena, en la actual calle “Domgasse” número 5.

El primer hijo del matrimonio Mozart, Raimund Leopold, nació en Junio del año 1783.  En este año también hizo amistad con Joseph Haydn, el que para él fue maestro y una figura paternal en uno. Lleno de admiración estudió apasionado los cuartetos de cuerda de Haydn: “He aprendido de Haydn como se tienen que escribir los cuartetos”.

Mozart estaba buscando constantemente nuevos encargos de ópera que fueran apasionantes. Pero no encontraría aún ningún tema adecuado.

Mozart como creador de nuevas tendencia e iniciador de nuevas modas; un nuevo arte para componer

Uno de sus grandes aportes a la música fue el de romper con el arte común para componer reinante hasta la fecha. Lo que hasta ahora existía “en el mercado” le parecía demasiado aburrido, demasiado lineal, poco refinado y poco cautivador. Él revisaba y corregía constantemente cada libreto, pero  solo unos cuantos autores de canciones, como por ejemplo Lorenzo da Ponte, que también escribió para Antonio Salieri, o Emanuel Schikaneder, le permitían a Mozart hacer esto. Mozart tenía ideas claras sobre un libreto y solamente se quedaba contento cuando la música y el texto estaban perfectamente armonizados. Seguramente este perfeccionismo forma parte de sus cualidades más destacadas y fue la base de sus incomparables obras.